Turno de Noche

TURNO DE NOCHE

Sembramos la semilla de FESIB en un turno de noche de 2004. Entre papeles, la preparación del material, medicación… para los otros turnos de trabajo, atender a los chavales y todo lo que conlleva trabajar de noche en un centro de justicia juvenil, como educadores sociales que somos, hubo tiempo para hablar de deseos, anhelos, ilusiones y, lo decimos modestamente,  “soluciones”. Sí, en soluciones pensamos mucho, especialmente en qué se podía hacer para facilitar la labor de aquel que llega nuevo a un trabajo de estas características y literalmente, por mucho empeño que le ponga, no sabe por dónde le da el aire.

Jugamos un poco con aquello de saber ponerse en el lugar del otro, convencidos de que seríamos capaces de idear un manual o una formación súper específica para que quien quisiera trabajar en el ámbito de la Justicia Juvenil, supiera primero a qué atenerse y segundo, y muy importante para nosotros, que entrara ya con una base de conocimiento que facilitase la labor a todo el mundo. Lo justificamos diciendo, y es cierto, que es lo que nos pasó a nosotros cuando empezamos.

Sí, la noche da para mucho, y aunque desde el 2004 han pasado años, hasta el día de hoy seguimos trabajando en el ámbito de la Justicia Juvenil (con alguna incursión, ampliación y/o especificación de ámbitos trabajando en el programa PILA en Baleares, y también trabajando con adultos con el diseño, implementación, puesta en marcha y coordinación de la Unitat Dependent del Segrià, proyectos siempre relacionados con la Justicia Juvenil o Penitenciaria, la inserción o la reinserción sociolaboral) y, como venimos diciendo, aparte de trabajar hemos seguido soñando con un proyecto como el que ahora presentamos.

Ha costado mucho plasmar nuestra idea en la realidad que ahora arranca. El tiempo, la distancia, horarios, hijos… como diría alguien “la vida misma”, pero las ideas, las ganas y la ilusión son, valga la redundancia, las mismas, sino más, que las de hace catorce años. Si algo ha cambiado es la experiencia de los dos y la visión no tan específica de pensar únicamente en el profesional sino también en el colectivo con el cual trabajamos.

Así pues, FESIB es el resultado de todo lo que aquí contamos brevemente, claro está, para no aburrir a nadie.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *