Revolución francesa y cuarto mundo.

 

De tanto en cuanto llega alguna lectura a nuestras manos o pantalla que nos deja sorprendidos. Así buscando información para otros temas, suele pasar, hemos ido a dar con una información que nos resulta curiosa y queremos compartirla.

Empezábamos a elaborar este texto con la intención de reflexionar sobre conceptos relacionados con la exclusión social. Y empezaba así:

“En los últimos tiempos estamos viviendo la escenificación o puesta en práctica de una serie de fenómenos que conocíamos teóricamente gracias a estudiosos del mundo social, económico e incluso político.

Un concepto casi de moda y que una gran mayoría no le damos importancia es el cuarto mundo. ¿Cuarto mundo? dirán algunos, ¿Cuántos mundos? dirán otros y muchos más resoplarán pensando que es un tema con tintes melodramáticos del que se habla en exceso y les provoca cansancio porque al fin y al cabo es algo que no va con ellos.  

A grandes rasgos, el tercer mundo hace referencia a los países subdesarrollados. Es decir, a aquellos países que tienen un bajo índice de desarrollo, alta tasa de desnutrición, bajo nivel educativo y una salud pública deficiente.

 Pues bien, ¿qué es el cuarto mundo? A grandes rasgos también, diremos que hace referencia a las bolsas de excluidos y marginados que existen en los que llamamos primer mundo.

Hay definiciones más específicas que también hablan de cuarto mundo para diferenciar a los países en estado de marginalidad y precariedad absoluta de los países en desarrollo y los emergentes. Lo matizamos para que nuestros fieles y críticos lectores no nos lo recuerden después.

Dicho esto, vamos a quedarnos con la acepción que hace referencia a la parte de la población que vive en condiciones de desprotección o riesgo social en espacios que pertenecen al primer mundo. “

… Y buscando la inspiración para continuar el texto antes citado con alguna acepción, idea, etc. esperanzadora, apareció una página web en la que habla del origen del concepto Cuarto Mundo. Explica que Joseph Wresinski fue el creador del término Cuarto Mundo con la intención de ofrecer una identidad colectiva positiva a las personas que viven en condiciones de extrema pobreza y que hasta entonces eran consideradas con calificativos como asociales, inadaptadas… etc.

Explica que aprovechó la organización social de la época de la Revolución Francesa para hacer una analogía con la clasificación de colectivos desfavorecidos en la actualidad.

 

Durante esa época y al igual que sucedía en otros muchos países, la sociedad se dividía en tres estados que eran el clero, la nobleza y el tercer estado. El tercer estado en cuestión estaba formado por una parte de la población que ni era noble ni pertenecía al clero pero que podía pagar impuestos. Los trabajadores a jornal que vivían al día, los indigentes y los enfermos estaban excluidos.

Como eran una parte considerable de la población, que aunque empobrecida y ninguneada, mantenía su dignidad y luchaba contra la miseria, Louis Pierre Dufourny de Villiers redactó los Cuadernos del Cuarto Orden y consiguió que fueran tenidos en cuenta en los Estados Generales celebrados en 1789.

 

Y así es como la expresión “Cuarto Mundo” está relacionada con el “Cuarto Orden” de la Revolución Francesa. En otra entrada hablaremos de Joseph Wresinski y el acrónimo ATD.

Hortensia Badia

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *