Programas de formación temprana para familias y padres

Resumen de la práctica

Esta práctica incluye programas que buscan proporcionar a las familias y a los padres capacitación y habilidades para ayudar a promover las habilidades físicas, mentales y sociales de sus hijos. La práctica se califica como Eficaz para reducir los problemas de conducta de los niños cuyas familias participaron en programas de capacitación temprana para familias/padres, en comparación con los niños del grupo de control cuyas familias no participaron en la programación.

Palabras clave

Comportamientos juveniles problemáticos y de riesgo – Múltiples comportamientos juveniles problemáticos/de riesgo

Fecha: Este perfil fue publicado el 1 de junio de 2020

Resumen de la práctica

Edad: 0 – 11 años

Sexo: Masculino, Femenino

Población a la que se dirige: Familias

Entorno (prestación): Hogar, otro entorno comunitario

Tipo de práctica: Resolución de conflictos/habilidades interpersonales, terapia familiar, terapia de grupo, formación de padres

Unidad de análisis: Personas

Investigador:

Alex Piquero

Profesor de Criminología Ashbel Smith

Universidad de Texas en Dallas

Programa de Criminología y Justicia Penal, 800 W. Campbell Rd., GR31

Richardson TX 75080-3021

Descripción de la práctica

Objetivos de la práctica/Población objetivo

Los programas de formación temprana para familias/padres están diseñados para proporcionar a las familias y a los padres formación y habilidades para ayudar a promover las habilidades físicas, mentales y sociales de sus hijos. El objetivo es mejorar los resultados de los niños (como la reducción de los problemas de comportamiento) ayudando a los padres a socializar con éxito a sus hijos. Este tipo de programas se dirigen generalmente a padres y familias con niños menores de 5 años.

Teoría de la práctica

La investigación ha demostrado que las conductas problemáticas crónicas que surgen en las primeras etapas de la vida pueden conducir a comportamientos posteriores más graves y perturbadores (como la delincuencia y el crimen) durante la infancia, la adolescencia y la edad adulta. Por lo tanto, los programas de prevención temprana, como la formación de la familia y los padres, pueden ser útiles para prevenir la aparición de comportamientos antisociales, delictivos y criminales posteriores, proporcionando a las familias y a los padres servicios lo antes posible (Piquero et al. 2009).

Componentes de la práctica

La práctica generalmente incluye dos tipos de programas: las visitas al hogar y la formación de los padres. En los programas de visitas domiciliarias suelen participar profesionales de la salud (por ejemplo, enfermeras, médicos o paraprofesionales) que realizan visitas domiciliarias a los nuevos padres (especialmente a las madres) para enseñarles a cuidar adecuadamente de sus hijos. Los padres reciben información, apoyo y/o formación sobre la salud, el desarrollo y el cuidado de sus hijos (Piquart y Teubert 2010). Un ejemplo de programa de visitas a domicilio es Nurse-Family Partnership, que ofrece a las madres primerizas de bajos ingresos servicios de visitas a domicilio por parte de enfermeras de salud pública para mejorar la salud y el bienestar materno, prenatal y de la primera infancia (Olds et al. 2004).

Los programas de formación para padres incluyen sesiones individuales o grupales que pueden llevarse a cabo en clínicas, escuelas u otros entornos comunitarios. Estos programas se centran en el fortalecimiento de las competencias de los padres con respecto a la supervisión y la disciplina del comportamiento de sus hijos y la promoción de las competencias sociales y emocionales de sus hijos. Estos tipos de programas también intentan formar a los padres para que utilicen técnicas positivas y no violentas a la hora de gestionar los comportamientos de los niños y fomentar una relación afectuosa y receptiva entre padres e hijos a través de modelos y juegos de rol (Piquero et al. 2016). The Incredible Years es un ejemplo de programa de formación de padres dirigido a padres de alto riesgo y a niños que muestran problemas de comportamiento. Las áreas temáticas principales incluyen la enseñanza a los padres de formas de fortalecer su relación con los niños, el uso de elogios e incentivos de manera efectiva, y el uso de estrategias de establecimiento de límites y disciplina proactiva para manejar el mal comportamiento (Webster-Stratton, Reid y Hammond 2004).

Resultados del meta-análisis

Eficaz – Un meta-análisis Comportamientos juveniles problemáticos y de riesgo – Múltiples comportamientos juveniles problemáticos/de riesgo

Al agregar los resultados de 78 estudios controlados aleatorios, Piquero y sus colegas (2016) encontraron un tamaño del efecto medio general estadísticamente significativo de 0,37 para los comportamientos problemáticos de los niños, como los problemas de conducta, la delincuencia y el comportamiento antisocial. Esto indica que los niños cuyas familias participaron en programas de formación temprana para familias/padres mostraron menos comportamientos problemáticos infantiles, en comparación con los niños del grupo de control cuyas familias no participaron.

Metodología del meta-análisis

Meta-análisis 1

Piquero y sus colegas (2016) realizaron un meta-análisis para examinar los efectos de los programas de formación temprana para familias/padres en el comportamiento antisocial y la delincuencia. Esta revisión actualizó el meta-análisis original (Piquero et al. 2009). Sólo se incluyeron estudios experimentales controlados y aleatorios que incluían evaluaciones pre-post de los programas familiares. Los estudios debían incluir familias con un hijo menor de 5 años o debían tener una muestra de niños con una edad media de aproximadamente 5 años al inicio de la intervención (se excluyeron los programas con niños con discapacidades físicas y/o mentales). Los estudios tenían que analizar las intervenciones en las que la formación de la familia/los padres era un componente principal y examinar los resultados que incluían problemas de comportamiento de los niños, como problemas de conducta, delincuencia y/o comportamiento antisocial. No hubo restricciones temporales ni geográficas, pero los estudios debían estar escritos en inglés.

La estrategia de búsqueda incluyó búsquedas de palabras clave en bases de datos de resúmenes en línea como Criminal Justice Periodical Index, Criminal Justice Abstracts y National Criminal Justice Reference Service (NCJRS); una revisión de bibliografías de revisiones anteriores de programas de formación temprana para familias y padres; búsquedas de trabajos citados por estudios seminales en el área; búsquedas manuales en las principales revistas del campo, como Criminology and Public Policy, Justice Quarterly y Journal of Criminal Justice; búsquedas en publicaciones de organismos de investigación y profesionales, como Vera Institute of Justice y Rand Corporation; y correos electrónicos y consultas con expertos en el campo para localizar trabajos no publicados, como disertaciones. El meta-análisis original de 2009 identificó 23 estudios controlados aleatorios disponibles entre 2008 y 2015; el meta-análisis actualizado de 2016 identificó 55 estudios adicionales disponibles entre 2008 y 2015, para un total de 78 ensayos controlados aleatorios de programas de formación temprana para familias/padres.

Los 78 estudios incluyeron una muestra total de 11.452 participantes. La mayoría de los estudios (46) se basaron en los Estados Unidos, y los 32 restantes se basaron en otros países, incluyendo Australia, Canadá, Alemania, Noruega, Portugal, Suecia y el Reino Unido. Del total de estudios, 67 se clasificaron como programas de formación de padres y 11 como programas de visitas a domicilio. La edad de los niños participantes oscilaba entre el nacimiento y los 11 años. No se proporcionó información sobre la raza/etnia o el género de los niños ni de los padres.

Se utilizó la d de Cohen para determinar el tamaño del efecto. La diferencia de medias estandarizada fue la fuente principal para calcular el tamaño del efecto. Se utilizaron las ponderaciones de la varianza inversa para calcular los tamaños del efecto. El tamaño del efecto se calculó con un modelo de efectos aleatorios.

Coste

No hay información de costes disponible para esta práctica.

Base de evidencia (Meta-análisis revisados)

Estas fuentes fueron utilizadas en el desarrollo del perfil de la práctica:

Meta-Análisis 1

Piquero, Alex R., Wesley G. Jennings, Brie Diamond, David P. Farrington, Richard E. Tremblay, Brandon C. Welsh y Jennifer M. Reingle González. 2016. “Una actualización del meta-análisis sobre los efectos de los programas de formación temprana de la familia y los padres en el comportamiento antisocial y la delincuencia”. Revista de Criminología Experimental 12:229-48.

Referencias adicionales

Estas fuentes se utilizaron en el desarrollo del perfil de la práctica:

Olds, David L., JoAnn Robinson, Lisa M. Pettitt, Dennis W. Luckey, John R. Holmberg, Rosanna K. Ng, Kathy Isacks, Karen L. Sheff y Charles R. Henderson Jr. 2004. “Effects of Home Visits by Paraprofessionals and by Nurses: Age 4 Follow-Up Results of a Randomized Trial”. Pediatrics 114(6):1560-68.

Piquart, Martin, y Daniela Teubert. 2010. “Efectos de la educación de los padres con los futuros y nuevos padres: A Meta-Analysis”. Journal of Family Psychology 24(3):316-27.

Piquero, Alex R., David P. Farrington, Brandon C. Welsh, Richard Tremblay y Wesley G. Jennings. 2009. “Efectos de los programas de formación temprana para familias y padres sobre el comportamiento antisocial y la delincuencia”. Journal of Experimental Criminology 5:83-120.

Webster-Stratton, Carolyn, M. Jamila Reid, y Mary A. Hammond. 2004. “Treating Children With Early-Onset Conduct Problems: Intervention Outcomes for Parent, Child, and Teacher Training”. Journal of Child and Adolescent Psychology 33:105-24.

Extraido de 

https://crimesolutions.ojp.gov/ratedpractices/108#relatedprograms

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *